lunes, 22 de octubre de 2012

SOBREVIVIENDO UN ABORTO


Claire Culwell vivía lo que ella creía una vida adolescente normal junto a sus padres adoptivos cuando decidió comunicarse con su madre.
Lo que Claire descubrió al conocer su madre biológica trastornó su mundo y cambió su vida para siempre.
Su madre biológica le contó como siendo apenas una adolescente de 13 años de edad se le obligó a abortar luego de cinco meses de embarazo. Inexplicablemente Claire sobrevivió al aborto quirúrgico, pero su hermana gemela no.
También escuchó de boca de su madre cómo un par de semanas más tarde, su madre fue obligada a ir de nuevo a la clínica de aborto para terminar en forma definitiva con el embarazo, pero el médico se negó a hacerlo por ser un aborto tardío.
Por último su madre también le contó como apenas 2 semanas después de esa última cita para abortar Claire nació con un peso de tres libras.
Fue así como Culwell entendió por qué tantos problemas de salud constantemente le han atormentado. El atentado contra su vida mediante el aborto dejó su huella en ella. Le dislocó la cadera, sus pies quedaron deformes, y causó otros daños. Las lesiones se manifiestan aún hoy en día, pero Claire dice que esto le recuerda que su vida es un milagro.
“Sé que yo podría estar muy enojada y molesta, o puedo hacer lo contrario"
"Mi madre era una niña de 13 años cuya madre tomó decisiones por ella. Recuerdo cuando yo tenía 13 años, sé que si mis padres me hubieran dicho que lo "mejor" para mí era "tener un aborto", habría confiado en su sabiduría un 100 por ciento. Sé que si hubiera estado en los zapatos de mi madre, y mi madre me hubiera dicho que abortara, yo habría hecho lo mismo. Cuando me di cuenta de esto pensé 'Wow, yo habría hecho lo mismo'. Esto me ayudó a ser humilde. Fue parte de mi propia curación y del proceso de perdón."
Claire le atribuye a su formación cristiana el poder recibir la información angustiante que recibió de su madre biológica con "gracia, amor y misericordia." Se encontró movida a sentir compasión para con su madre después de escuchar su dolor, angustia y arrepentimiento por el aborto.
"Mi madre les dirá como hasta el día de hoy nada ha afectado más su vida que el aborto, que la dejó en suspenso y luego la hizo girar en espiral descendente".
La madre de Claire le dijo: “No quisiera que ninguna niña viviera lo que yo viví".
Estas palabras inspiraron a Claire para hablar en contra del aborto compartiendo la historia de su vida.
"Yo sabía que no podía guardar silencio sobre el aborto después de lo que mi madre me dijo".
La misión de Claire, que ahora de 24 años de edad, es compartir su historia como defensora pro-vida y conferencista internacional. Ella espera salvar vidas cambiando las mentes y corazones sobre el aborto.
En este vídeo puede escuchar su relato


Otra entrada relacionada con el tema:


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario