domingo, 4 de marzo de 2012

BELLA SANTORUM

Bella Santorum en los brazos de su padre

Hace varios meses, ví un video del pre-candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Rick Santorum y su familia que me impresionó.
Resalto del video, el relato de Santorum, sobre su hija más joven, Isabella Maria a quien cariñosamente llaman Bella, quien es una niña muy especial que necesita de muchos cuidados pues tiene una alteración genética llamada trisomía 18, que es similar al síndrome de Down.
Al nacer Bella, los médicos pronosticaron que su expectativa de vida era apenas de horas o días, diciendo al matrimonio Santorum: "¿Para qué hacer algo si ella nunca podrá ser como los otros niños?" Añadieron al consejo que debían "dejarla ir".
Esto enojó a los Santorum, puesto que sentían que su hija era exactamente igual que sus otros hijos, y al menos  deberían darle la oportunidad "de hacer lo mejor que ella pudiera".
Al llevarla a casa, el médico de Bella describió como iba a morir y lo que ellos tenían que hacer para cuidarla mientras moría.
El matrimonio se negó a hacerlo. Al contrario, ellos se enfocaron en su vida y no en su muerte e hicieron todo lo que pudieron para ayudarla a vivir. Su esfuerzo ha dado fruto. ¡La niña ya cumplió tres años de edad!
Rick Santorum describe a Bella como "un maravilloso y alegre "centro del universo"(...) para nuestra familia en los pasados tres años. Nosotros damos gracias a Dios por cada día que la tenemos. Yo digo que Bella nos hace mejor. Algunas personas describen a las personas como Bella como "niños discapacitados"... y yo la miro, miro la alegría... miro la sencillez... el amor que ella da... y es claro para mi que nosotros somos los "discapacitados" No ella. Ella está bien. Ella tiene un espíritu grande y hermoso. Uno que da amor incondicional y nosotros podemos aprender mucho de eso."
Parece ser que no soy la única, a quien la hermosa sonrisa de Bella ha cautivado. Según lo informó Live Action, Joe Klein, quien es pro aborto, de la Revista Times (TIMES Magazine´s), también lo está y escribió:
"Estoy obsesionado por las fotos sonrientes que he visto de Isabel con su padre y madre, hermanos y hermanas. No hay duda que ella lucha la mayoría de sus días --estuvo a punto de morir hace unas semanas-- pero también a ella se le han otorgado tres años de amor incondicional, y la capacidad de sonreír y de llevar alegría. Su supervivencia débil ha dado a su familia un sentido más profundo de cuan preciosa es, incluso la vida más frágil.
Muy bien, puedo oírte decir, por supuesto que la familia de Santorum puede ser admirable, pero ¿no deberíamos tener el derecho de tomar nuestras propias decisiones? 
Sí, supongo. Pero también me preocupa que como sociedad nos hemos vuelto demasiado reacios a las molestias personales -- que somos menos padres de lo que rigorosamente deberíamos ser, que hemos olvidado nuestras responsabilidades de estado, especialmente para las personas con discapacidad-- y estoy agradecido con Santorum por forzar en mí la incomodidad de tener que pensar en las implicaciones morales de la sonrisa de su hija"
Joe Klein tiene razón al preocuparse por la sociedad en la que el aborto nos ha convertido.
Lo digo porque  basándose, exactamente en los mismos argumentos que utilizan para autorizar el aborto, el pasado 2 de marzo 2012, Alberto Giubilin y Francesca Minerva, supuestos "expertos" en ética médica, han publicado un artículo en el que aseguran que se debería permitir a los padres matar a sus hijos recién nacidos, porque son «moralmente irrelevantes» y acabar con sus vidas recién nacidos, no es moralmente diferente de abortarlos antes de nacer. El artículo, publicado en el «Journal of Medical Ethics», asegura que los recién nacidos son seres humanos pero no son «personas» y por tanto "moralmente" no tienen derecho a la vida.
En lo único que tienen razón los falsos "expertos" es al indicar, que es exactamente igual abortar a un niño antes de nacer que matar a un niño que ya ha nacido, precisamente por eso, el aborto es un retroceso en los derechos humanos de los niños, en particular es una negación de su derecho a la vida, por lo que jamás podré estar ni a favor del aborto, ni a favor del infanticidio.
Ante semejante aberración: no le queda a uno más que darle la razón Rick Santorum cuando dice que nosotros somos los "discapacitados" y no Bella. "Ella está bien. Ella tiene un gran y hermoso espíritu. Uno que da amor incondicional y nosotros podemos aprender mucho de eso." 

Reacciones:

5 comentarios:

Ella, Isabella María, es una hermosa criatura, hija de Dios, porque ella estará a su derecha y gozará de su Amor eterno. Desde ahí la envidio sanamente.

Isabella María ha hecho algo muy importante, tal como unir a su familia y darle la oportunidad de dar amor, el tesoro más grande que tenemos.

Y en cuanto a los niños nacidos en el vientre de sus madres, hay que decirle a esos señores que son seres humanos, porque su especie pertenece, no a la del mono o vegetal, sino a la humana, por lo tanto son seres humanos.

Personas humanas desde el momento de su concepción, con todas las características de su ADN.

Un fuerte abrazo.

Es un artículo precioso sobre el amor y la superación de una familia. Me duele que dejen publicar esas cosas que han escrito Alberto G y Francesca M, diciendo que son expertos en ética médica y me duele la hipocresía de tantos, que son capaces de afirmar rotundamente que Hitler era un monstruo y no vean la barbaridad de lo que están haciendo o propiciando al querer tratar el aborto como algo normal y necesario. Esas mismas personas se escandalizan con las imágenes de África y me pregunto si matarían a esos niños que salen desnutridos y comidos de parásitos, pues esos "son moralmente irrelevante"????.

Excelente reflexión. Muchas gracias.

Gracias a todos por sus comentarios!
Creo que el testimonio de Bella y el amor incondicional de sus padres hablan mucho más de lo que nosotros podríamos decir.
Ese testimonio está moviendo corazones no solo en Estados Unidos sino en el mundo entero!
En cuanto a los falsos "expertos" en ética médica... tienen una visión utilitarista del ser humano. Una visión egoísta donde el ser humano vale sólo por lo que aporta a la sociedad, mientras que nosotros tenemos una visión personalista, donde el ser humano siempre vale por sí mismo y no en razón de otra cosa. Muchas gracias por leer el blog y especialmente muchas gracias por sus comentarios que lo enriquecieron. Un abrazo!

Excelente Artículo, muchas gracias por compartirlo.

Dios te Bendice.

Publicar un comentario