jueves, 3 de noviembre de 2011

PROBLEMAS MENTALES POST ABORTO

Mucho se ha hablado del síndrome post aborto, pero lamentablemente quienes promueven el aborto dicen que supuestamente es un MITO. Nada mas lejos de la realidad, entre otros estudios podemos citar:

Según un estudio publicado por el Medical Science Monitor, 2002, las mujeres que han abortado tienen un mayor riesgo de padecer depresiones que aquellas que no lo han hecho, . En el trabajo los autores incluyen 1884 mujeres, comprobando que entre las mujeres que tuvieron su primer embarazo entre 1980 y 1992, las que abortaron tenían un 65% más probabilidad de sufrir una depresión. Este trabajo incrementa el número de datos que indican que el aborto favorece el desarrollo de enfermedades siquiátricas (Elliot Institute: News; dreardon@mine4ever.net).
Dos amplios estudios publicados por la British Medical Journal (BMJ, 313; 1431, 1996) y South Medical Journal (95; 834, 2002) parecen demostrar un mayor número de suicidios en mujeres que han abortado, que en aquellas otras que han llevado su embarazo a término.

La mortalidad tras un aborto inducido es 3 veces mayor que tras un parto natural y 1,5 veces mayor que la de las mujeres no embarazadas. Además las mujeres que han sufrido un aborto inducido tienen 6 veces más posibilidades de morir por causa violenta, que las mujeres que paren por vía natural y más de 2 veces de morir por esta causa que las mujeres no embarazadas (American Journal of Obstetrics and Gynecology, 190; 422, 2004).
Comentando este artículo el doctor Hoeldtke manifiesta (American Journal of Obstetrics and Gynecology 191;2182-3,2004) que las mujeres que han sufrido un aborto inducido tienen 6 veces más posibilidad de cometer suicidio que las mujeres que paren por vía natural y 3 veces mas que la población general, dentro del primer año después del aborto.

La existencia de un síndrome post-aborto es defendido por diversos autores (Reardon DC. Ethics Med 18; 23-32, 2002).
En este sentido se publicó un trabajo en el Journal of Child Psychology and Psychiatry (47;16,2006), en el que se detectan alteraciones de la salud mental en las mujeres jóvenes que han sufrido un aborto. Estas alteraciones incluyen depresión, ansiedad, conducta suicida y otras enfermedades, lo que confirma que el aborto en las mujeres jóvenes puede estar asociado a un incremento de problemas de salud mental.

A pesar de lo dicho, se observa cierta resistencia a reconocer como un cuadro clínico individualizado el síndrome postaborto, que se puede presentar en las mujeres que han sufrido un aborto provocado. Las doctoras Gómez Lavín y Zapata García, recogen en un estudio publicado en la revista Actas Españolas de Psiquiatría (33, nº 6, julio-agosto de 2005) un interesante trabajo en el que se analizan las historias clínica de 10 mujeres que han abortado y que presentan el síndrome pos-aborto, debidamente etiquetado. En todas ellas, el aborto realizado entre los 2 y los 4 meses de gestación, ha supuesto un estrés grave, con síntomas que se iniciaron inmediatamente después del aborto o hasta trascurridos 6 meses del mismo, y que en algunos casos persistieron durante meses o años, en cuatro casos más de 10 años. Este interesante estudio de las doctoras Gómez Lavín y Zapata García, reabre el interés por este síndrome, muchas veces olvidado, pero que según se fundamenta en este artículo puede constituir una realidad clínica objetiva y extremadamente dolorosa para la mujer que ha abortado.
Así, podríamos continuar muchos otros estudos, pero recientemente leí, en el Boletin Provida Press, No. 380, que tan gentilmente recibo del Dr. Justo Aznar, del Instituto de Ciencias de la Vida, que se ha publicado una importante revisión médica en el British Journal of Psychiatry (199; 180-­186, 2011) en la que se aborda el estudio de las posibles secuelas psicológicas del aborto. AQUI EL LINK AL BJP

En ella se destaca en primer lugar las limitaciones metodológicas de los más recientes artículos publicados sobre esta materia lo que exigía una profunda rev isión del tema para proporcionar claridad a la sociedad y a los médicos.

Se comparan cuatro grupos de mujeres:

1) Que no han abortado;
2) Que se han quedado embarazadas sin planificarlo;
3) Que se han quedado embarazadas planificándolo;
4) Que han abortado.

La revisión evalúa 22 estudios, que incluyen 877.181 participantes, de los cuales 163.831 habían abortado.

Al evaluar los resultados se comprueba que las mujeres que han abortado tienen un 81% de probabilidades mas de tener problemas mentales que las que no lo han hecho.

A la vez se detecta que cerca del 10% de las mujeres que presentan problemas mentales, pueden atribuirlos a haber abortado previamente.

Que el peligro de sufrir problemas de ansiedad aumenta un 34 %, la posibilidad de padecer una depresión un 37%; la de caer en el alcoholismo un 110% y la de iniciarse en el consumo de marihuana un 220%.

Coincido plenamente con el Boletin Provida Press, que ante un tema tan debatido como el síndrome post-­aborto, o si se quiere los posibles efectos mentales posteriores al aborto, conviene señalar que esta revisión es la más amplia que se ha realizado en el mundo hasta la fecha con la finalidad de tratar de evaluar la relación entre aborto y trastornos mentales.

A la vista de estos datos, avalados por la evidencia médica, parece de justicia informar a las mujeres que han considerado practicarse un aborto sobre los riesgos psicológicos que el aborto puede acarrearles. La mujer tiene derecho a esa información veraz.
Por otra parte, la información resulta relevante para los Diputados costarricenses, teniendo en consideración que en la Asamblea Legislativa, se está discutiendo en la Comisión de Derechos Humanos, el proyecto de ley 16887, que pretende incluir un capítulo de Derechos Sexuales y Reproductivos en la Ley General de Salud, lo que permitiría el aborto en Costa Rica, de forma tal que se rechace el proyecto porque el aborto lesiona a la mujer.

Reacciones:

5 comentarios:

Definitivamente hay que difundir estos datos. Otro arista importante es el de los microabortos (con pastillas para el día después y las anticonceptivas), la vez pasada Esperanza Puente nos comentaba que la incertidumbre sobre cuántos hijos/as habrás matado puede tener peores consecuencias psicológicas, empezando por lo difícil que se hace hacer el duelo

Gracias Instituto Dignitas. Si hay que difundir estos datos, porque quienes promueven el aborto dicen que es "un mito". Interesante su comentario sobre la pildora del día después. Adriana Avendaño de Chile me hizo un comentario muy parecido, en el que una chica mediante correo electrónico le preguntaba como podía saber si había abortado o no luego de haber tomado una kit de "pastillas del día despues". Es importante con estas mujeres la sanación. Saludos! Y de nuevo gracias!

Es un problema mundial que afecta hoy día a nuestra sociedad y va en aumento hay muchos factores y motivos que no se justifica para su acto por mas razones que exista

Es importante estar informada y cuidarse para no llegar a una instancia de decisión dura como el aborto a pesar de que sea legal en algunos países es importante la educación y cuidado sexual hoy día para la prevención

Muchos países latinos lo han legalizado siendo México unos de los primeros países y con mas tasas de embarazos no deseados, embarazo juvenil y por ende abortos

Publicar un comentario en la entrada