domingo, 19 de febrero de 2012

¿IMPLANTES ANTICONCEPTIVOS EN LA ESCUELA?

TheTelegraph informó que en Inglaterra, a jóvenes de 13 años de edad, les han implantado un anticonceptivo sin informar a sus padres.

El procedimiento se llevó a cabo en Southampton, Hants, como parte de una iniciativa del gobierno para reducir los embarazos en la adolescencia. Aparentemente nueve escuelas secundarias de la ciudad han participado.
La noticia ha causado una fuerte reacción de los padres que desconocían que a sus hijas les habían implantado un dispositivo de 4 cm, debajo de su piel.Aún no se sabe exactamente cuántas jóvenes han participado en el programa.
Los padres dicen que se han visto obligados a inspeccionar el brazo de su hijas para detectar cualquier signo del implante.
Las autoridades de salud se han defendido indicando que cuando se prestan los servicios de salud sexual en las escuelas, los embarazos en adolescentes se redujeron en un 22 por ciento, y que no han informado a los padres para garantizar confidencialidad a las jóvenes.
Una de las madres dijo que lo que han hecho es moralmente incorrecto. Los padres envían a sus hijos a la escuela para recibir una buena educación, no para que la educación que dan en casa sea socavada por los trabajadores de salud que dan a sus hijos los anticonceptivos a sus espaldas.
En Costa Rica, sin que la mayoría de los ciudadanos se enteren, se tramita en la Comisión de Derechos Humanos, el proyecto de ley No. 16887, para incluir un nuevo capítulo referente a los Derechos en Salud Sexual y Salud Reproductiva, que permitiría una situación similar a la que informó The Telegraph. Se indica en el citado proyecto:
Artículo 39.-        Le corresponderá al Estado mediante sus instituciones promover los cambios culturales, sociales, económicos, políticos e institucionales, así como definir las políticas públicas, para hacer efectivo el pleno ejercicio de estos derechos.  Es obligación del Ministerio de Salud en coordinación con la Caja Costarricense de Seguro Social, el Ministerio de Educación Pública y otras entidades públicas con responsabilidades en la materia, dictar y ejecutar las políticas y aplicar las normas necesarias para asegurar el cumplimiento de los derechos en salud sexual y en salud reproductiva, tendientes al mejoramiento de la calidad de los respectivos servicios, así como de la educación en salud sexual y salud reproductiva. Para efectos de cumplir con lo señalado, el Ministerio de Salud deberá garantizar la participación de las organizaciones de la sociedad civil que promueven y defienden los derechos en salud sexual y en salud reproductiva.
Artículo 54.-        Las personas adolescentes tienen derecho a servicios de atención integral respetuosos de sus derechos, de calidad, diferenciados, especializados en salud sexual y salud reproductiva, que garanticen la confidencialidad e incluyan entre otros, prevención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual y VIH, prevención de embarazo no deseado y cuidados pre y postnatales.
Comparto el sentimiento de enojo de la madre de inglesa. Tiene toda la razón. No se puede separar las prácticas sexuales de las creencias religiosas o de los principios morales, por eso los padres de familia tienen derecho a que se les consulte estos temas y el estado tiene obligación de respetar su opinión.
Por el hecho de haber dado vida a un hijo o hija, las madres y padres tenemos el derecho originario, primario e inalienable de educarlos. Es un derecho natural. Es un derecho humano. Por eso los padres de familia pueden exigir que sus hijos no sean obligados a seguir ningún curso de educación sexual, si consideran que esa educación atenta contra sus convicciones morales y religiosas, y mucho menos puede el estado implantar un anticonceptivo en una joven sin autorización de sus padres o ninguna otra acción similar.
En ese sentido me permito citar varios instrumentos internacionales:
El párrafo cuarto del artículo 12  de la Convención Americana sobre Derechos Humanos dice:
"Artículo 12.- Libertad de Conciencia y de Religión. (…) 4. Los padres, y en su caso los tutores, tienen derecho a que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones."
Por otra parte el punto 3 del art. 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos dice:
"Artículo 26 (…) 3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos."
En concordancia con lo anterior, el párrafo 4 del artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, dispone:
Artículo 18.- (…) 4. Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, para garantizar que los hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones."
El punto 3 del art. 13 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que dice:
Artículo 13 (…) 3. Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, de escoger para sus hijos o pupilos escuelas distintas de las creadas por las autoridades públicas, siempre que aquéllas satisfagan las normas mínimas que el Estado prescriba o apruebe en materia de enseñanza, y de hacer que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
El art. 7 de la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes, que dispone:
Artículo 7. Protagonismo de la familia. Los Estados Parte reconocen la importancia de la familia y las responsabilidades y deberes de padres y madres, o de sus substitutos legales, de orientar a sus hijos e hijas jóvenes menores de edad en el ejercicio de los derechos que esta Convención reconoce.
De la Convención sobre los Derechos del Niño, dos artículos:
Artículo 3 (…) 2. Los Estados Partes se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley y, con ese fin, tomarán todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas.
Artículo 5 Los Estados Partes respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres o, en su caso, de los miembros de la familia ampliada o de la comunidad, según establezca la costumbre local, de los tutores u otras personas encargadas legalmente del niño, de impartirle, en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación apropiadas para que el niño ejerza los derechos reconocidos en la presente Convención.
La autoridad parental (patria potestad), confiere a padres de familia el derecho-deber, de orientar, educar, cuidar, vigilar y disciplinar a sus hijos e hijas

Como padres y madres debemos siempre estar alertas para reclamar ese derecho para proteger a nuestros hijos e hijas de la corrupción sexual que algunos quieren darles desde instituciones de gobierno como el Ministerio de Salud, Caja Costarricense del Seguro Social y el Ministerio de Educación.

Usted estimado lector: ¿Que opina?


Reacciones:

6 comentarios:

Gracias por la entrada. Opino que una real y efectiva educación sexual no puede separarse de la educación para la libertad, y que la familia y los padres son el ámbito natural y deseable en el cual se debe empezar esta educación. Así mismo, es una contradicción pretender respetar derechos (en este caso "derechos sexuales") sin respetar lo que los padres y madres preocupados e involucrados en el pleno desarrollo de sus hijos/as quieren enseñarles

Es un asunto delicado el de la educación sexual y las políticas que pretenden regularla. Debería apuntarse justamente a formar a los jóvenes para que logren conocer y reconocer su realidad corporal, sus dimensiones y expresiones diversas y complementarias y las formas plenas de interactuar con los demás a través de esta realidad (dimensión de la agencia o capacidad de transformación), de manera que se pueda decir que tienen autoridad sobre esa realidad (que son sujetos de su corporalidad sexuada y no sujetos a ella). Hay que cuidar mucho el uso del lenguaje porque acarrea sesgos antropológicos. Por ejemplo, en una cuestión tan sencilla pero utilizada comúnmente como argumento en la ideología detras de los "derechos sexuales": decir "este es mi cuerpo..." interpretado como "tengo un cuerpo" establece una distancia, una escisión y una perspectiva de dominación (que tiende al maniqueísmo: yo soy la dueña y hago con él lo que quiera, lo que me venga en gana en el momento y mi identidad se define únicamente desde "la conciencia", "racionalidad", la autonomía, etc). La otra opción, hacia la que deberíamos apuntar en la educación sexual es "soy un cuerpo", porque es más integral, reconcilia y acerca las dimensiones bio-psico-espirituales y reconoce el equilibrio frágil entre autonomía y dependencia (del mundo o naturaleza que de cierta manera se impone, y que lo hace también en forma de otras personas con valores y necesidades propias a tomar en cuenta). Es un tema apasionante que requiere de mucha educación y reflexión, en el que hay mucho que hacer y ya se están haciendo esfuerzos notables, pero debemos trabajar en unirlos y duplicarlos

Gracias María José por tu comentario. Comparto tu visión sobre la educación sexual. La noticia me impresionó por la violación a los derechos de las madres y padres de familia, pero también porque coloca en grave riesgo a las jóvenes de contraer enfermedades de transmisión sexual, es un hecho reconocido por científicos internacionalmente que la "abstinencia", es prioritaria y 100% eficaz para prevenir las infecciones de transmisión sexual, y por ello recomiendan a los jóvenes que retrasen al máximo el inicio de las relaciones sexuales, así que además de lo dicho... no se comprende el comportamiento de los funcionarios de salud. Gracias por tu opinión.

Muy interesante la posición del INSTITUTO DIGNITAS. Efectivamente la ideología que nos quieren imponer es esa perspectiva que "este es mi cuerpo..." y puedo hacer con el lo que meda la gana. Cuando la ciencia nos indica todo lo contrario, efectivamente la educación tiene que ser más integral: una verdadera educación para la afectividad.

WAU......... No sabia de esta noticia, pero a mi no me parece no estoy de acuerdo, pss cada quien tiene derechos en este mundo de lo contrario esta palabra no existiera!!! Primero es el abuso que tienen hacia los padres de familia, en pocas palabras cuentan 0 para ellos, un abuso, inrespeto hacia las jovenes pss las cosas deberian dejarlas que pasen naturalmente, que sean los padres, los profesores que orienten a los jovenes en temas de relaciones sexules y que halla la opcion de decidir, ademas los jovenes al descubrir que llevan uno de estos puestos lo que hacen es que los convierten en niñas promiscuas "aclaro no todas" que no les importa nada pss saben que no habra embarazos pero no se percatan de las emfermedades que se pueden transmitir ... Alexa me encanta tu labor... Saludos Linda ;)

Gracias Madre Novata! Tocas un tema muy importante: el anticonceptivo no protege a la adolescente de las enfermedades de transmisión sexual. En el año 2004, más de un centenar de científicos publicaron en la prestigiosa revista The Lancet,una estrategia para prevenir el VIH/SIDA que han llamado ABC (por sus siglas en inglés) Abstinence (abstinencia), Be faithful (ser fiel), Condoms (condón). Este último hicieron hincapié los científicos que era para las personas promiscuas, pero que había que advertir que no era 100% seguro, como falsamente se nos hace creer en los comerciales y los medios de comunicación. Es un asunto serio del cual debemos educar a nuestros hijos. Un abrazo Madre Novata!

Publicar un comentario