viernes, 1 de julio de 2011

PROPAPANDA Y DISCRIMINACION


En respuesta a una serie de preguntas que se me plantean en el Foro La Nación, (1/07/2011) me permito contestar la duda que se dice que dejé en este mismo Foro (29-06-2011): en ningún momento he afirmado que los niños nacidos utilizando la fertilización in vitro (FIV) son de segunda categoría. Tengo una larga trayectoria de defensa de los derechos humanos de los niños. El punto es: yo no hago odiosas diferencias entre los niños nacidos y los no nacidos, como si lo hacen otros.
Es cierto que los niños son un grupo vulnerable al impacto de la publicidad. Lo que está equivocado es que se utilice falazmente el argumento de “proteger a los niños nacidos mediante FIV” para violar el derecho humano a la libertad de expresión. ¡La libertad de expresión es para todos o no es libertad!
El Director de la Oficina de Control de Propaganda además de mostrar un evidente desconocimiento de los alcances de la Ley que le corresponde aplicar, menosprecia la inteligencia de todos sus conciudadanos cuando dice que ordena la suspensión de un corto informativo porque “participan menores de edad” y porque “Que una niña salga en un anuncio diciendo que mataron a sus hermanos en un laboratorio, es crear una discriminación hacia las personas que nacieron por medio de la técnica (de fecundación in vitro)"
La primera bebé nacida por la técnica de fecundación in vitro, es conocida por su nombre: Louise Brown. Ella nació el 25 de julio de 1978 y al día siguiente, todos los periódicos del mundo informaron del nacimiento de la “bebé-probeta”. Desde entonces, todas las personas del planeta tienen claro que unos niños nacen concebidos por un acto sexual, otros por una inseminación artificial y otros por manipulación en probetas de laboratorio. Pero esto no constituye una discriminación para los niños que logran sobrevivir la técnica y nacen por FIVET, quienes por supuesto que gozan de todos sus derechos humanos.
Tampoco existe una discriminación al informar de una verdad científica, de un hecho probado por cientos de estudios científicos en el planeta: que para que pueda nacer un niño por FIVET, es necesario implantar muchos embriones que no llegan a nacer, es decir, que mueren de camino.
Por tanto, el anuncio con la voz de una niña contando que ella nació por FIVET y que para ello, muchos embrioncitos, sus hermanitos, murieron en el laboratorio, no es sino la narración de un hecho real científico.
Pero, el Director de Propaganda ignora que la participación de niños en anuncios no está prohibida. Decenas de anuncios, incluso con su imagen, se pautan todos los días.
El Director de Propaganda ignora que la Ley que está obligado a cumplir es la 5811, con su respectivo Reglamento, que se refiere exclusivamente a la propaganda comercial, que anuncia un producto comercialmente, es decir, para promover su venta, su consumo.
El Director de Propaganda no entiende que pautar una opinión no es propaganda, sino libertad de expresión, un derecho constitucional básico para la vida en democracia y necesario para debatir los alcances de varios proyectos de ley presentados en la Asamblea Legislativa.
El Director de Propaganda desconoce que la Sala IV en el voto 2000-08196 dictaminó que el control de propaganda busca que no se use “abusivamente su imagen como medio para promover las ventas de un producto o servicio”. El Director de Propaganda parece no saber que un corto radial no tiene imágenes. Su capacidad de razonamiento tampoco le permite apreciar que opinar sobre un tema como la FIVET no vende ningún producto y no es propaganda comercial.
El Director de Propaganda es censor; censura la libertad de expresión; censura el debate y al hacerlo, actúa sin facultades para ello, en clara violación de la Ley y la Constitución.

Reacciones:

4 comentarios:

Está claro que el problema no radica en que se discrimine a los nacido por FIV, sino en que se mata al resto de embriones humanos a los que artificialmente se quita la vida.

Gracias Francisco Javier! En Costa Rica estamos en pleno debate nacional sobre la FIV e inexplicablemente ordenaron sacar del aire unas cuñas radiales que con información científica se estaban transmitiendo, so pretexto que se utilizaba la voz de una niña, lo increíble es que que sacaron las cuñas que solo contenían la voz de adultos y la posición de la Iglesia Católica mediante el Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica. Saludos y no dejes de rezar por este pequeño país!

Alexandra me parece excelente!! Adelante!! Muy buena tu respuesta, mas claro ni el agua. No existe discriminación alguna!!

Saludos!!

Gracias Luis por tu comentario!

Publicar un comentario