jueves, 23 de abril de 2015

Derecho a la Vida y Civilización


Quienes promueven el aborto en Costa Rica, usan como punta de lanza para legalizar el mal llamado "derecho al aborto" a las mujeres que están esperando un bebe que por alguna enfermedad o mal formación, no les es posible vivir fuera del útero materno y por ello, de ser correcto el diagnóstico médico, morirán al nacer.
Hasta el momento quienes han recurrido a la Sala Constitucional, han perdido sus recursos siempre citando la sentencia número 2000-02306 "Los derechos de la persona, en su dimensión vital, se refieren a la manifestación primigenia del ser humano: la vida. Sin la existencia humana es un sinsentido hablar de derechos y libertades, por lo que el ser humano es la referencia última de la imputación de derechos y libertades fundamentales. Para el ser humano, la vida no sólo es un hecho empíricamente comprobable, sino que es un derecho que le pertenece precisamente por estar vivo. El ser humano es titular de un derecho a no ser privado de su vida ni a sufrir ataques ilegítimos por parte del Estado o de particulares, pero no sólo eso: el poder público y la sociedad civil deben ayudarlo a defenderse de los peligros para su vida (sean naturales o sociales), tales como la insalubridad y el hambre, sólo por poner dos ejemplos. La pregunta ¿cuándo comienza la vida humana? (…) otros sostienen que todo ser humano tiene un comienzo único que se produce en el momento mismo de la fecundación. Definen al embrión como la forma original del ser o la forma más joven de un ser y opinan que no existe el término preembrión, pues antes del embrión, en el estadio precedente, hay un espermatozoide y un óvulo. Cuando el espermatozoide fecunda al óvulo esa entidad se convierte en un cigoto y por ende en un embrión. La más importante característica de esta célula es que todo lo que le permitirá evolucionar hacia el individuo ya se encuentra en su lugar; toda la información necesaria y suficiente para definir las características de un nuevo ser humano aparecen reunidas en el encuentro de los veintitrés cromosomas del espermatozoide y los veintitrés cromosomas del ovocito. (…) En resumen, en cuanto ha sido concebida, una persona es una persona y estamos ante un ser vivo, con derecho a ser protegido por el ordenamiento jurídico.”
El aborto por inviabilidad del feto, debido a malformaciones, atenta no solo contra el artículo 21 de la Constitución Política que garantiza el derecho a la vida, sino también contra el artículo 33 constitucional que garantiza el principio de la igualdad ante la ley, discriminando injustamente entre fetos sanos y fetos enfermos.
Es triste que algunos aleguen que estos últimos no tienen derecho a la vida, ni siquiera pueden ser considerados personas, y por ello no tienen derecho a recibir cuidados médicos ni derecho a nacer.
Tal postura desde el punto vista médico tampoco es justificable, pues de acuerdo a los principios éticos de la medicina, el deber de todo médico es sanar, curar, salvar vidas, especialmente las vidas de los más débiles y enfermos. Los derechos humanos y la verdadera medicina exigen más bien lo contrario, que el niño enfermo, con pocas posibilidades de vivir (“inviable” según los abortistas) reciba todo lo que la medicina pueda entregarle para que viva lo que pueda, y no que reciba del doctor la condena de muerte por su enfermedad.
El Dr. Tabaré Vazquez, médico de profesión, expresidente de Uruguay, al vetar la ley de despenalización del aborto en su país dijo: “El verdadero grado de civilización de una nación se mide en cómo se protege a los más necesitados. Por eso se debe proteger más a los más débiles. Porque el criterio no es ya el valor del sujeto en función de los afectos que suscita en los demás, o de la utilidad que presta, sino el valor que resulta de su mera existencia.”

Yo agregaría, que la vida humana siempre es compatible con el amor… un bebe que nace con una discapacidad grave siempre puede ser querido y cuidado por sus padres hasta que fallezca.



Lo anterior es la Columna Al pan... pan publicada en Diario Extra el 23 de abril del 2015

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario