jueves, 29 de enero de 2015

¡FALSA AYUDA PARA LA MUJER!


El año pasado, Apple y Facebook ofrecieron a sus empleadas hasta veinte mil dólares, para que pudieran congelar sus óvulos y retrasar su maternidad mientras desarrollan su carrera corporativa. Hay tantas cosas equivocadas con esta falsa ayuda, que uno no sabe ni por dónde empezar. Sólo por hoy, y por lo breve del espacio de esta columna, voy a analizar el asunto exclusivamente desde el punto de vista de la mujer.
¿Es que una joven embarazada no puede ser considerada profesionalmente como una persona seria y capaz? ¿Es que laboralmente no tiene nada que ofrecer?
Uno creería, que en pleno siglo 21, se promovería y garantizaría la plena igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero parece que no hemos avanzado mucho, cuando se pretende –y tristemente algunas radicales aplauden— que las mujeres jóvenes que quieren incorporarse al mundo laboral, no pueden quedar embarazadas. ¡Pero qué manera de discriminar a la mujer en razón de su maternidad!
Además, esta falsa “ayuda” laboral se basa en una mentira. Apple y Facebook se han creído la idea errónea de que la congelación de óvulos funciona. La verdad es otra: la tasa de éxito de descongelación de los óvulos y su posterior embarazo no es tan alta como muchos creen.
Incluso el "nuevo y mejorado" proceso de congelación – conocido como vitrificación - tiene una tasa de fracaso del 77 por ciento entre las mujeres de más de 30 años y en mujeres de más de 40 años la tasa de fracaso es del 91 por ciento.
Cuando las trabajadoras quieran utilizar sus óvulos congelados, sus cuerpos cada vez día más viejos, requerirán posiblemente muchos ciclos fallidos de fecundación in vitro (FIV). Estos intentos de obtener un embarazo, van siempre acompañados por una terrible montaña rusa emocional: de esperanza (al inicio del procedimiento) y de  desesperación con cada fracaso en los que se les indica que no han conseguido el tan deseado embarazo.
Según la Autoridad de Fertilización y Embriología Humana del gobierno británico, para el año 2010, entre las mujeres que se realizaron fertilización in vitro utilizando embriones frescos o no congelados, creados con sus propios óvulos, el porcentaje de ciclos iniciados que dio como resultado el nacimiento de un bebé vivo fue:
32,2% para las mujeres menores de 35 años
27,7% para las mujeres de entre 35 a 37
20,8% para las mujeres de entre 38 a 39
13,6% para las mujeres de entre 40 a 42
5,0% para las mujeres de entre 43 a 44
1,9% para las mujeres de 45 años y más
Las estadísticas son para óvulos frescos, por lo que el uso de óvulos descongelados reduciría la posibilidad de éxito aún más.
Bien ha dicho el experto en reproducción humana Allan Pacey, de la Universidad de Sheffield: "Una palabra de advertencia debemos hacer, las parejas han de entender que la FIV no es una solución garantizada y si están en condiciones de tener a sus hijos más temprano en su vida, entonces deberían tratar de hacer esto."
Si Facebook y Apple realmente quieren ayudar a sus empleadas, ¿Por qué nos les ayudan a hacer una elección más natural? ¿Qué tal un aumento en los permisos por maternidad de pre y post natal? ¿Podrían dar mayor posibilidad de tele-trabajo para las trabajadoras que deseen hacerlo desde su casa? o ¿Dar oportunidades de trabajar tiempo parcial u horarios flexibles? ¿Qué tal ampliar el período de lactancia?
Son muchas otras cosas las prioridades para las mujeres que trabajan dentro y fuera del hogar. Necesitamos opciones positivas que reconozcan y respeten nuestra condición de mujer, que incluye por supuesto el hecho de que tenemos bebés. Hay que desarrollar un nuevo modelo de trabajo que comprenda las necesidades femeninas y nos permita organizar nuestras vidas laborales sin excluir a los hijos.

¡Eso sí sería una verdadera ayuda para la mujer!

Reacciones:

1 comentarios:

Vaya... “Gran ayuda” para los negociantes de la vida será. Datos muy concretos y fehacientes. Felicitaciones.

Publicar un comentario