domingo, 8 de septiembre de 2013

UN MAL CONSEJO MÉDICO


Por consejo médico una madre toma pastillas para abortar bebé "muerto cerebralmente" y luego se entera de que estaba sano.

Sarah Hagan y su bebé Aaron

En Sunderland, Reino Unido, una mujer británica está demandando la Administración de un hospital luego que la presionaron para que abortara un bebe saludable  pues sus médicos insistían que él bebe tenía muerte cerebral.
Sarah Hagan relató al Daily Mail que en un ultrasonido que le hicieron en el Hospital Sunderland Royal le dijeron que el cerebro de su bebe no se había desarrollado por lo que “no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir”. También le dijeron que solo tenía un ojo.
Sara indica que los médicos  le dijeron que no tenía ninguna opción excepto abortar.  La única cuestión  era si se tomaba una píldoras para inducir el aborto, o si viajaba a otro hospital , donde  previo al procedimiento , se le detiene el corazón al bebe. “Tomé las pastillas pensando que finalizar el embarazo era la única opción” “Incluso me dijeron que harían una investigación luego para averiguar que había salido mal”.
Aturdida y dolida, Sara Hagan se tomó las píldoras abortivas, luego de una noche de insomnio que pasó agonizando sobre la decisión. Pero cuando ella se fue a casa a esperar que su bebé muriera, las píldoras no parecían estar funcionando. Así que volvió al hospital, donde después de un examen inicial, el personal del hospital "estupefacto" le dijo que iba a dar a luz de inmediato.
Su bebé, Aaron nació. Estaba perfectamente formado, con sus dos ojos intactos, dando patadas y respirando. Él bebé no sufría, --como médicos habían insistido previamente--, de muerte cerebral. Pero la provocación del parto prematuro hizo que naciera sin sus pulmones debidamente desarrollados, y pesaba sólo 1 libra 7 onzas. También tenía una infección potencialmente mortal. Estaba conectado a un respirador y pasó dos meses en cuidados intensivos.
Hoy, Aaron tiene el desarrollo normal de un bebe de 15 meses de edad, pero sufre de problemas pulmonares crónicos y otros problemas de salud relacionados a ser prematuro. "Si hubieran permitido que mi embarazo avanzara más, estoy segura de que no habría tenido alguno de estos problemas", dijo Sara Hagan.
Ella ha hecho pública su historia a fin de advertir a otras madres sobre los peligros de tomar diagnósticos prenatales como ciertos.
"Todavía me resulta difícil de creer que pudieran equivocarse tanto, simplemente presumieron que mi bebé no iba a sobrevivir" "Cuando lo miro ahora, y pienso en lo que pudo haber pasado, me hace llorar. ... Me rompe el corazón cada día cuando miro a mi hijo y pienso en cómo casi me deshice de él. "

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario